El divorcio de la Comisión de Fútbol de Liga y la dirigencia en cuatro puntos claves

LDU

El divorcio de la Comisión de Fútbol de Liga y la dirigencia en cuatro puntos claves


1. Comisión Especial vs. Comisión de fútbol

Desde el 9 de noviembre del año pasado hasta estos días, las partes han celebrado reuniones e intercambiado oficios para consolidar un documento que permita que la Comisión de fútbol de los Paz siga al frente del equipo. Los encargados del manejo del balompié quieren que en el documento del acuerdo se mencione a la Comisión como ‘Comisión Especial’ y no ‘Comisión de fútbol’. Sostienen que desde hace 20 años, el ente maneja el equipo de fútbol “con un documento jurídico que es un poder especial y los apoderados son, por ende, apoderados especiales”, según se lee en una comunicación firmada por Rodrigo Paz e Isaac Álvarez enviada a Guillermo Romero.

La directiva de Romero sostiene que en las normas del equipo no existe la Comisión Especial. Invocan el artículo 7 del Estatuto que menciona a una Comisión de fútbol “establecida por el Directorio”.

 

2. La autonomía en decisiones económicas, políticas y deportivas

Esteban Paz, de la Comisión de fútbol, sostiene que la autonomía es clave para mantener el modelo con el que ha trabajo el ente durante las dos últimas décadas. Afirma que la dirigencia de Romero desea participación en las decisiones políticas y deportivas, no así en las económicas. “Si nosotros invertimos, somos nosotros los que debemos manejar la posición del equipo en la Liga Profesional, en la Federación, en AFNA”.

El equipo tendrá un presupuesto de USD 17 millones en la temporada y cuenta con un déficit de USD 4 millones. Liga genera 12 millones en ingresos y necesita financiar esos cinco millones restantes. Paz sostiene que la dirigencia no podría costear esas altas demandas, pues los ingresos producidos por el Country y el Colegio llegan a USD 1 millón.

 

3. La duración del período

Este es otro de los puntos de discordia. La Comisión plantea cinco años para establecer una transición y dar paso a nuevos cuadros dirigenciales. La Directiva dice que el período no puede exceder el tiempo que la administración de Guillermo Romero durará en el arco: es decir cuatro años. Ambas partes coinciden en que el equipo debe mutar a un modelo en que no se dependa de personas, sino que busque los mecanismos para generar administraciones más eficientes, sin afectar a la institución.

 

4. La participación de la Asamblea y su aprobación

Guillermo Romero sostiene que la Directiva firmó el acuerdo, pero que el acta-compromiso original del acuerdo reposaba, hasta la semana pasada, en manos de los apoderados de la Comisión y sin la firma de su máximo responsable Rodrigo Paz. En una explicación ante los medios, el pasado 17 de enero, el presidente del equipo dijo que no se podía incluir el análisis del caso de la Comisión en el orden del día de la Asamblea, pues la Directiva no tenía en su poder el documento original.

Fuente El Comercio







Deja tu Comentario



Copyright© MaQuiNet® 2007-2015, All Rights Reserved. Ver 2.0 - Rel. 015

Up ↑